Es sabido por todos que realizar actividades físicas ofrece un sinfín de propiedades para el cuerpo humano si se practica regularmente y de manera adecuada, pero es importante señalar que los beneficios que ofrece el ejercicio no se limitan únicamente a la parte física, pues también puede ofrecer enormes beneficios a nivel psicológico, lo que ayuda a mejorar las funciones cognitivas y, aunque no lo creas, alcanzar un bienestar mental.

El papel del ejercicio físico en la mejora del bienestar individual y social está siendo cada vez más importante a medida que se incrementa el número de personas con problemas de ansiedad o depresión.

El ejercicio mejora la función mental, la agilidad, la memoria y brinda una sensación de bienestar, por lo que está indicado en cualquier momento y situación de la vida de la persona. Por ello, los beneficios de la actividad física son difíciles de ignorar. 

¿Necesitas convencerte para comenzar a activarte y mejorar tu bienestar físico y emocional? Entonces continúa leyendo y conoce la lista de beneficios psicológicos que la actividad física te ofrece.

Beneficios psicológicos de la actividad física

1. Mejora tu autoestima

La activación física mejora el estado anímico por su efecto terapéutico, pues produce diferentes mecanismos positivos en el área cerebral, donde se controlan los estados de ánimo.

Ten presente que, de manera adicional, los beneficios físicos y estéticos se verán reflejando poco a poco en tu cuerpo, lo que hará que te veas mejor a ti mismo, haciéndote sentir más seguro.

Por otro lado, la práctica frecuente de ejercicio también mejora la autoestima de forma indirecta porque, a medida que más objetivos físicos vayas alcanzando, descubrirás que puedes seguir con ese compromiso y hacer frente a la pena, la pereza o los miedos.

2. Mejora tus relaciones sociales

Tener más autoestima y una mejor percepción de ti mismo favorecerá que tengas unas mejores relaciones sociales. Al aumentar tu autoconfianza, llegarás a los demás de una forma más fácil y, a la vez, profunda.

Realizar deportes puede mejorar tus relaciones gracias a la interacción social que te alejará del aislamiento, uno de los principales factores de riesgo para padecer trastornos mentales.

3. Liberación de endorfinas

¡Los químicos de la felicidad son producidos por la actividad física! Cuando practicas ejercicio, el cuerpo libera sustancias químicas llamadas endorfinas.

Estas interaccionan con los receptores del cerebro que reducen la percepción del dolor y te ayudan a sentir felicidad y euforia.

4. Alivia la ansiedad

Si bien los problemas psicológicos deben ser tratados por un profesional en la materia, no está de más mencionar que la práctica de ejercicios físicos es altamente recomendable, pues hace que la persona se sienta con más energía y logre desconectarse de sus preocupaciones.

¿Sabías que la actividad física produce una liberación de neurotransmisores que pueden ayudar a frenar la ansiedad y favorecer la relajación? A  largo plazo, ejercitarte producirá un incremento en los niveles de noradrenalina y de serotonina.

El aumento de estos a nivel cerebral puede contribuir a mejorar nuestro estado de ánimo.

5. Reduce tu estrés

Activarte físicamente es una magnífica forma de desconectarte de todo, ya que al ponerlo en práctica se incrementa la producción de norepinefrina, un químico que ayuda a moderar la respuesta del cerebro frente a los elevados niveles de estrés. 

Otro aspecto importante es que la práctica de deporte frecuente reduce los problemas de sueño, un factor de riesgo que podría llegar a crear trastornos mentales. 

6. Mejora tu memoria

Practicar deporte mejora la memoria y la habilidad de aprendizaje, ya que incrementa la producción celular en el hipocampo (área relacionada con la corteza cerebral, encargada de la producción y regulación de los estados emocionales).  

Las personas físicamente activas tienen una mejor concentración y atienden las cosas mejor dentro de cualquier contexto.

Sumado a esto, son personas más creativas, tienen mejor rendimiento académico y un mayor desempeño laboral. ¡Practicar deporte regularmente te dará más probabilidades de éxito!

7. Te protege contra el deterioro cognitivo

Mantenerte activo físicamente ayuda a que tu cerebro siga funcionando de una forma correcta con el paso del tiempo. ¿Sabías que las personas sedentarias tienen una mayor probabilidad de padecer Alzheimer? 

De hecho, la práctica regular de ejercicio físico estimula el cerebro y favorece la plasticidad cerebral. Este hábito contribuye a que se formen nuevas conexiones interneuronales y, en caso de que se produzca una enfermedad neurodegenerativa, el paciente tardará más tiempo en reflejar sus síntomas.

¡Es momento de ejercitarte!

Ahora que descubriste que el ejercicio trae consigo beneficios más allá del aspecto físico, elige activarte y crear la mejor versión de ti.

Al final del día, el entrenamiento más efectivo es el que realmente llevas a cabo. No importa dónde o cuándo, la clave es la constancia y la disciplina en la actividad física que elijas. Si quieres descubrir la opción perfecta para realizar más de 200 tipos de actividades físicas y deportivas, conoce qué plan de TotalPass es el mejor para ti.